acupuntura-orgon.com.ar
medicina energética

 

Inicio

English 

Deutsch

Presentación 

Esta medicina 

Revi al natural

Investigaciones

Historias 

Programa Azul 

Viaje 

Desintoxicación

Diccionario 

Cerebros  

Para qué sirve

Sociedad

Mapa

Concierto

Funciones

Estadística

Mediciones

Revitalización

Glosario

Enlaces

Plantas

Articulos

Chicos

Acu-Orgón

Gripe porcina

Viagra, Hierbas Chinas

Experimento de Alcoy

Limpieza Hepato-Biliar

Programa de Desintoxicación

La gripe

El Invierno

Los Hidrolizados

Los acumuladores de energía orgón

El Dor-Buster

La Primavera

Cielito Lindo I

Acupuntura estética

La revolución Reich

Talleres

La medicina catastrófica

Los bebés orgónicos

Orgón y Dor 

La Clonación de Idiotas

Revitalización y Envejecimiento

Talleres 2015 

 







 

 



Concierto para tubos y orquesta

Primer Movimiento: VIVACE

Instalado en la proa del artefacto acuático desde donde se escribió el Cuaderno de Navegación, una asamblea de témpanos y dudas acechaban al viajero. La idea de navegar por el Mar de la Energía era buena, ¿ pero cómo sortear los peligros del viaje cuando a pesar del rumbo correcto los hielos se pusieran tercos y amenazantes delante del navío ?

¿ Cómo soportar los acosos internos y externos capaces de hacer retroceder al más pintado de los valientes ?

Sí, el proyecto de acentuar el lado luminoso es hermoso y hasta poético, pero también es cierto que uno se pasa muchos años desarrollando y poniendo a punto las barreras, el lado oscuro, las rigideces y sitios donde pareciera que la vida ya se ha ido.

Claro, los tratamientos ayudan, pero siempre hay un punto donde se detienen, donde la energía no fluye o mana o se escurre para seguir avanzando y rebota una y otra vez contra las heladas corazas y sus mecanismos a repetición, tristes y monótonos.

¿ Cómo escuchar la propia voz en medio de tanto ruido atronador, desafiando tormentas de poder devastador y peleando siempre contra la posibilidad del naufragio ?

¿ Con qué método asestar un golpe contundente a las corazas para que esa extensión congelada y de gran espesor pudiera abrirse permitiendo la continuidad del viaje ?

Era decisivo profundizar en esa dirección porque nada garantizaba que el navegante -por decidido y osado que fuese- siguiera su aventura con el mismo entusiasmo que al momento de zarpar.

Hay que reconocer que es difícil exigir ese gran compromiso sin engatusar con metafísica, sin andar blandiendo delante el fantasma de algún Paraíso Perdido. Pero es imprescindible, entonces, producir hechos que demuestren la viabilidad del camino elegido y alguna experiencia que haga vislumbrar el éxito.

Así nació la decisión de seguir profundizando la investigación para obtener un método de regular la energía cuya potencia y capacidad de producir cambios fuera tan evidente como contundente. Es bueno aclarar que la llamada regulación de la energía  no es una frase hueca en un sistema que priorita el enfoque energético, sino justamente el objetivo del tratamiento. Se supone que un organismo con alto nivel de energía en una situación que tiende al equilibrio está lo suficientemente sano como para entrar en posibilidad de auto-regularse, de manera que el desarrollo de métodos que tiendan a lograr una eficiente regulación de la energía en esa dirección es de vital importancia: un sostenido estado de equilibrio es la única garantía de poder avanzar en la dirección correcta. Es cierto que en el proceso terapéutico los retrocesos son inevitables y hasta deseables, pero chocar siempre contra la misma pared sin encontrar la fuerza y la habilidad suficientes para atinar a rodearla sólo pueden producir frustración  y deseos de abandonar el intento.

Son varios los motivos por los cuales esta metodología se presenta bajo los auspicios del arte, pero el más importante es la fuerte convicción de que la misma vida es un incesante acto de creación signado por la belleza de sus formas y contenidos. Una existencia feliz ejerce un efecto luminoso y es, en si misma, una acabada obra de arte.

Y por otra parte, la verdadera significación de ciertas palabras abre un asombroso espacio de comprensión muchas veces oscurecido por su uso inadecuado y tan rutinario como el de los mecanismos enfermantes. Algunos ejemplos que vienen al caso: Poesía proviene de hacedor, creador, y significa "yo hago". Músico significaba poético. Orquesta deriva de "yo danzo" y concierto implica acordar, ponerse de acuerdo: las artes se combinan y la poesía debe ser la cosa más práctica del mundo ya que en lugar de deambular por regiones celestiales...crea, hace.

Pues bien, este método para lograr una regulación profunda de la energía es la consecuencia de cierta fructífera unión entre la Acupuntura China y la Orgonomía de Wilhelm Reich.

 

La acupuntura disfruta de cierta obsesión por lograr el equilibrio en la energía, a la vez que posee un detallado estudio de las funciones vitales en sus aspectos psíquicos y somáticos. Puede accederse a tal conocimiento estudiando la situación o estado de los meridianos por donde circula la energía a través de sus puntos más representativos. Y en la actualidad existen métodos apropiados para verificar su estado funcional. Más allá de evaluar esas funciones con los métodos tradicionales -siempre valiosos- los puntos de acupuntura se pueden medir con instrumentos electrónicos. Y luego de obtener la medición de una cantidad de puntos representativos del bio-sistema, esa información puede procesarse con procedimientos de cálculo para lograr una estimación de la cantidad y la distribución de la energía en la persona investigada.  

Casi no hace falta decir que los resultados de tales mediciones constituyen una ayuda indispensable a la hora de decidir qué puntos y técnicas habrán de utilizarse para intentar equilibrar la energía: mirando atentamente las cifras de una medición junto a los resultados del cálculo los meridianos que se encuentran fuera de rango piden a gritos que se haga algo por ellos. La acupuntura tradicional china considera que un sistema vivo puede encontrarse en tres situaciones respecto de la cantidad de energía: normal, "vacío" (déficit) o "lleno" (exceso). Luego que se ha estimado la cantidad total de energía llega el momento de estudiar cada una de las funciones o meridianos, los cuales también podrán encontrarse en alguna de las tres situaciones descriptas: normales, hipofuncionantes (vacíos, descargados) o hiperfuncionantes (llenos, sobrecargados).

 Para tratar los meridianos con escasa carga se dispone de puntos y procedimientos específicos llamados de tonificación (excitación). En el caso de los meridianos demasiado cargados también existen puntos y técnicas especiales, que en este caso reciben el nombre de sedación (inhibición). Un problema muy importante que puede plantearse cuando se empieza a trabajar con estas técnicas consiste en preguntarse si cualquier medición hecha en una persona es capaz de reflejar sus características estructurales o únicamente las del momento en el cual se llevó a cabo la medición, considerando que sus resultados también dependen de variables externas como temperatura, humedad, etc.  


Luego de casi diez años de medir varias veces a cada paciente en estudio puedo afirmar que el conjunto de las mediciones de una persona expresa con claridad las características esenciales de su funcionalidad energética. No hay azar ni pura coyuntura en ellas: comparando atentamente cada lectura y la clínica actual, se hace fácil descartar casualidad o coincidencia accidental de los resultados. En cada medición puede "leerse" un modelo, patrón o estructura energético-funcional que sólo se altera significativamente cuando ocurre lo mismo con la vida de la persona en proceso terapéutico.

 

La acupuntura es una ciencia sumamente compleja (salvo que uno haga "pinchoterapia" de cuarta categoría) pero maravillosamente eficaz y con ventajas innegables a la hora de intentar una aproximación diagnóstica de carácter integral o sistémico. Su concepción y manejo de la energía la tornan incomparable.

Pero también tiene sus límites a los fines de lograr de manera estable el tan ansiado equilibrio energético:

a) cuando un sistema se encuentra globalmente en déficit energético carece de una manera rápida de aumentar la carga, ya que sus procedimientos tienden a equilibrar la energía más que a incrementarla, al menos en el corto plazo.

b) cuando se hace innegable la presencia de energía negativa por encima de su tasa "normal", tampoco se dispone de un procedimiento rápido para lograr su evacuación del organismo.

c) los métodos de estimulación e inhibición habituales (agujas, etc.) no logran efectos contundentes sobre los puntos salvo excepcionalmente. Esto no significa que tales procedimientos carezcan de eficacia: la tienen, pero por debajo de su posibilidad potencial. Esto puede ser muy adecuado cuando conviene ser "suave en los efectos" pero se corre el riesgo de no llegar tan profundo como sería deseable y de alargar mucho los tratamientos.

d) su concepción de las emociones básicas es riquísima, especialmente en la estricta vinculación entre órganos y emociones básicas, pero el conocimiento de la psicología humana ha avanzado mucho en este siglo y este aporte debe sumarse a la profunda sabiduría que la caracteriza.

Pues bien, para llenar estos vacíos y completar estas carencias es que aparece en escena la orgonomía de Wilhelm Reich. Veamos qué aporta esta revolucionaria concepción de la realidad viva a los fines que ahora nos ocupan y preocupan.

 

Reich hizo muchas cosas, quizá demasiadas y extremadamente importantes como para que el mundo reparara en él sin cambiar radicalmente. Claro que "el mundo" se fijó en el fundador de la Orgonomía, pero sólo para perseguirlo y acosarlo con infundios baratos y saña asesina. Aquí sólo se cita lo necesario para comprender por qué sus aportes se han articulado con los de la acupuntura en función del desarrollo de esta nueva manera de regular y equilibrar la energía:

a) A partir de Reich "la energía" ha dejado de ser una entelequia negada por el mecanicismo estándar que maneja el pensamiento médico, para ingresar al campo de la biofísica. Él encontró la forma de concentrarla y utilizarla con fines terapéuticos en medicina y psicología. La llamó energía orgónica (por organismo y orgasmo) y demostró en el laboratorio y en su trabajo con pacientes que se trataba de la fuerza que anima a los seres vivos, la misma que los chinos llaman chhi, los hindúes prana y los griegos pneuma: la energía vital o energía de la vida. Postuló que es la trama funcional de esta energía y su flujo constante en un organismo vivo la verdadera animadora y organizadora del Biosistema, dialécticamente "desdoblado" en psiquis y soma.

El acumulador de energía orgónica diseñado y utilizado por Reich era del tamaño de una cabina telefónica baja, donde el paciente entraba para permanecer sentado el tiempo necesario para cargarse con la energía radiada en su interior. No era ni es simple fantasía: su existencia puede INVESTIGARSE OBJETIVAMENTE con electroscopio, termómetro, microscopio, contador Geiger-Muller,etc. pero también -y no es menos importante- puede SENTIRSE. Podrá advertirse que la posibilidad de concentrar energía implica también la enorme ventaja de utilizarla dosificadamente en la práctica

No se conoce otra manera de suministrarla al organismo con tanta facilidad, ni de construir un dispositivo tan sencillo y tan útil.
Básicamente el acumulador de Reich consiste en una caja forrada con capas alternadas de metal y material orgánico o plástico. Estos últimos tienen la propiedad de atraer y retener la energía orgónica presente en la atmósfera, en cambio el metal la atrae pero también la radia rápidamente, pasando la energía a la capa siguiente o al espacio vacío central. Por eso los acumuladores tienen su capa más externa de plástico y la más interna de metal (cobre, hierro, etc).

 b) Siguiendo sus investigaciones, verificó la existencia de otra energía originada en una degeneración de la orgónica: la energía negativa o DOR, algo así como la energía de la desvitalización y por lo tanto de la muerte cuando se encuentra en importantes concentraciones que hacen imposible la continuidad de la vida. Y logró desarrollar un simple "aparato" capaz de atraerla y eliminarla: un tubo de hierro soldado a un cable expuesto en agua. El agua tiene la capacidad de atraer y unirse con ambas energías, razón por la cual los días muy húmedos implican una sensible disminución de la energía utilizable. También es posible controlar la descarga o extracción de energía Dor, como se verá más adelante.

c) Desarrolló una valiosa línea de trabajo en psicología: la vegetoterapia, asumiendo que los bloqueos de energía producidos por la represión y domesticación a la cual se encuentra sometido el ser humano antes y después del nacimiento son los verdaderos responsables de las neurosis en masa y de una grave situación colectiva que denominó Desierto Emocional. El resultado es el llamado Carácter: una formación defensiva para resistir como se pueda la presión externa e interna, ésa que demanda vivir dichosamente en los valores naturales primarios (Amor, Trabajo, Conocimiento).  El conflicto entre ambas fuerzas o pulsiones es la que origina bloqueos y corazas: sentir lo menos posible disminuye el sufrimiento y "justifica" la salvaje pelea para "salvarse" como sea. 

Pero aquí el carácter no es únicamente un atributo del psiquismo, sino también del cuerpo. En realidad uno no "tiene" un soma y una psiquis independientes: UNO ES UNA ESTRUCTURA PSICOFÍSICA ENERGÉTICAMENTE ANIMADA , y es esto lo que debe entenderse por carácter. Después de muchos siglos de misticismo dualista seguidos por otros de mecanicismo también dualista, cuesta mucho aceptar esta simple realidad: somos y estamos indisolublemente unidos. Lo que sucede en el hígado, las arteriolas o los bronquios cuando sufrimos un disgusto o experimentamos algo que nos produce placer y alegría no está lejos ni aparte de lo que sentimos y las huellas que estos acontecimientos dejan en nuestro "corazón". Pero viceversa también es cierto: cualquier disturbio somático es capaz de gatillar desequilibrios en la emoción correspondiente a ese órgano o función alterados. Desde esta perspectiva debe entenderse la concepción de la energía aplicada al organismo humano y por lo tanto a su regulación.

Ahora está más claro por qué se desarrolló esta metodología y qué debe a cada una de sus notables influencias. Pero es necesario hacer algunas aclaraciones más, ya que parece inevitable transitar por el DES-CONCIERTO para llegar al CONCIERTO.

Reich desconocía el valor de la acupuntura como teoría y práctica de la energética humana y por lo tanto la existencia de enclaves periféricos (los puntos de acupuntura) y trayectos de energía (los meridianos) relacionados con las funciones vitales y las estructuras de carácter que describió. Pero ello no impidió que sus estimaciones acerca de las cargas desiguales de los siete segmentos o anillos que describió en el ser humano como enclaves concretos de las caracteropatías (ocular, oral, cervical, torácico, diafragmático, abdominal y pélvico) sean corroborables en la práctica a través de mediciones realizadas en puntos de acupuntura ubicados en cada uno de los anillos. Tal cual había previsto, casi todos los humanos que se han medido tienen un exceso de carga en el extremo cefálico (mental) pero un marcado déficit en el tórax (emoción vinculante) y en la pelvis (sexualidad), con posibles áreas de bloqueo en cuello y diafragma.

 

Se preguntarán por qué razón no se utiliza el acumulador que construyó el creador de la orgonomía. La razón es simple: el acumulador grande irradia indiscriminadamente todo el organismo y así se corre el riesgo de reforzar los bloqueos. La energía radiada a través de los puntos (gracias a tubos especialmente diseñados para cargar o descargar en puntos de acupuntura) llega a todo el organismo con mayor "suavidad" por la red profunda de los meridianos y con mucho menos riesgo, "destacando" las funciones relacionadas con cada punto o meridiano; de manera que se puede lograr un efecto más preciso y al mismo tiempo evitar los riesgos de una "sobrecarga" indeseada.

El método en su conjunto funciona como un procedimiento físico en el cual se procede a cargar y descargar simultáneamente una serie de puntos íntimamente relacionados con la estructura de carácter de la persona en tratamiento pero cuya repercusión es muy notoria a nivel psico-físico. 

Y cuando la energía fluye logrando vincular regiones incomunicadas su efecto es claramente perceptible: uno logra ponerse de acuerdo consigo mismo, y exactamente eso es lo que significa CONCERTAR o CONCIERTO. Pero ni la vida y ni siquiera la etimología permiten tantas facilidades: la primitiva acepción de  concertar es "combatir, pelear" de donde derivó a "debatir, discutir" y luego a "acordar, pactar o ponerse de acuerdo".

¡ La historia de esta palabra refleja con absoluta fidelidad el proceso terapéutico experimentado en esta regulación profunda de la energía !

Y ahora  espero que estemos en condiciones de acordar acerca del concierto para tubos y orquesta y por lo tanto de pasar al siguiente movimiento. Algo así como irse con la música a otra parte...

al Segundo Movimiento: Andante
a Concierto
a Inicio
 

 

horizontal rule


Medicina energética

Inicio / Presentación / Esta medicina / Revitalización al natural / Investigaciones / Historias / Programa Azul / Viaje / Desintoxicación / Diccionario / Cerebros / Para qué sirve / Sociedad / Mapa / Concierto / Funciones / Estadística / Mediciones / Revitalización / Glosario / Articulos / Enlaces / Morir como chanchos / Chicos / Plantas / Acupuntura-Orgón / English / Deutsch / Talleres / Viagra, Hierbas chinas / El experimento de Alcoy / Limpieza Hepato-Biliar / Programa de Desintoxicación / La Gripe / El Invierno / Los Hidrolizados / Los acumuladores de energía orgón / El Dor-Buster / La Primavera / Cielito Lindo I / Acupuntura Estética / La revolución Reich / La medicina catastrófica / Los bebés orgónicos / Orgón y Dor / La Clonación de Idiotas  / Revitalización y Envejecimiento / Talleres 2015

Dr. Carlos Inza / Salguero 1807 - 11A / CP 1425 Buenos Aires - Argentina / Tel-fax: (011) 4822-5946  
           acupuntura.orgon@gmail.com
                 acupuntura_orgon@yahoo.com.ar