acupuntura-orgon.com.ar
medicina energética

 

Inicio

English 

Deutsch

Presentación 

Esta medicina 

Revi al natural

Investigaciones

Historias 

Programa Azul 

Viaje 

Desintoxicación

Diccionario 

Cerebros  

Para qué sirve

Sociedad

Mapa

Concierto

Funciones

Estadística

Mediciones

Revitalización

Glosario

Enlaces

Plantas

Articulos

Chicos

Acu-Orgón

Gripe porcina

Viagra, Hierbas Chinas

Experimento de Alcoy

Limpieza Hepato-Biliar

Programa de Desintoxicación

La gripe

El Invierno

Los Hidrolizados

Los acumuladores de energía orgón

El Dor-Buster

La Primavera

Cielito Lindo I

Acupuntura estética

La revolución Reich

Talleres

La medicina catastrófica

Los bebés orgónicos

Orgón y Dor 

La Clonación de Idiotas

Revitalización y Envejecimiento

Talleres 2015 

 







 

 



 

Los Hidrolizados

¿Qué son, para qué sirven y cómo se utilizan éstas casi desconocidas preparaciones?
Y también: cuáles son las razones que los convierten en una gran ayuda para nuestra salud

 

Permítanme, antes de hablar, decir unas palabras. Para entender la cuestión de los hidrolizados, preparaciones farmacéuticas que se indican con receta, es necesario aventurarse en los reinos de la nutrición, ya que de eso se trata.

Quien dice nutrición, dice alimentos.

Y éstos incluyen a líquidos, aire y “otros asuntos” que son, si es que uno se pone profundo: vínculos, situación medioambiental física y social y muchos etcéteras.

Pero para simplificar, aquí nos referimos a los alimentos sólidos: “la comida” como decimos en el barrio. Y bueno, estos alimentos sólidos suelen proporcionarnos (o no) los elementos indispensables para que nuestro organismo funcione correctamente.

O sea: proteínas, lípidos o grasas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y oligoelementos. Todos son imprescindibles, tienen funciones altamente específicas y su cantidad y calidad son determinantes para mantener o lograr eso que se llama “buena salud”.  (Esto de la “buena salud” es todo un tema y queda para otra vez). Y en el apartado de las cuestiones que quedan para otra vez, también habrá que sumar a las prestigiosas vitaminas y a los no menos ponderados minerales y oligoelementos.

Ahora bien: hablar de hidrolizados implica decir “proteínas”, tanto que en realidad debería haber titulado a éste artículo “Los Hidrolizados Proteicos”, pero lo dejo como está porque así me gusta más. Y, si se trata de gustos y ésas cosas, también aclaro aunque sea totalmente irrelevante, que hidrolizados puede ser con s o con z. O sea: hidrolizados o hidrolisados, y ya habrán visto qué elegí y por las mismas razones.

 

Las fantásticas proteínas

No es para nada exagerado decir que las proteínas son el compuesto básico de los seres vivos y constituyen su base operativa. Simplemente, hacen posible la vida y la protagonizan con todas las letras.

Prácticamente todos los procesos biológicos dependen de la presencia o la actividad de éste tipo de moléculas.

Las proteínas son biomoléculas formadas por cadenas lineales de aminoácidos. El nombre proteína proviene de la palabra griega  πρωτεῖος  (Proteios), que significa "primario" o del dios Proteo, por la muy numerosa cantidad de formas que pueden tomar.

Ya verán aquí, en la etimología, algo apasionante y extraño: la palabra de origen significa, al mismo tiempo y sin sonrojarse, que son constituyentes primarios de la vida pero que, a la vez, sus formas son infinitas. No deja de ser una definición de la vida misma: siempre cambiante y de variadas formas, infinidad de ellas.

Todas las proteínas tienen carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, y casi todas poseen también azufre. Si bien hay ligeras variaciones en diferentes proteínas, el contenido de nitrógeno representa, por término medio, 16% de la masa total de la molécula; es decir, cada 6,25 g de proteína contienen 1 g de N. El factor 6,25 se utiliza para estimar la cantidad de proteína existente en una muestra a partir de la medición de N de la misma.

¿Y cuáles son sus funciones, tan decisivas?

Las proteínas desempeñan un papel fundamental para la vida y son las biomoléculas más versátiles y más diversas. Son imprescindibles para el crecimiento del organismo. Realizan una enorme cantidad de funciones diferentes, entre las que se destacan:

  • Estructural. Esta es la función más importante de una proteína (Ej.: colágeno)  ,

  • Inmunológica  (anticuerpos),

  • Enzimática (Ej.: sacarasa y pepsina)

  • Contráctil (actina y miosina)

  • Homeostática: colaboran en el mantenimiento del pH (ya que actúan como un tampón químico)

  • Transducción de señales (Ej.: rodopsina)

  • Protectora o defensiva (Ej.: trombina y fibrinógeno)

Las proteínas están formadas por aminoácidos, los cuales a su vez están formados por enlaces peptídicos para formar polipéptidos.

Cuando hablamos de función estructural queremos decir que otorga presencia y consistencia al organismo en su conjunto y a los órganos que lo constituyen en particular: los huesos, los músculos y cada uno de los tejidos orgánicos existen y “se sostienen” por la presencia de las proteínas, que también son protagónicas en la actividad metabólica, hormonal, muscular, sensorial y defensiva.

A los efectos de comprender el tema del artículo, es importante saber que las moléculas de proteínas pueden llegar a ser muy complejas y “pesadas” (de alto peso molecular), pero en todos los casos pueden ser reducidas a sus unidades más simples: los aminoácidos. De hecho, y para graficar el asunto y tornarlo fácil de entender, podemos imaginar a cualquier proteína como una pared, y a cada aminoácido como un ladrillo que la constituye. Si bien la cantidad de aminoácidos no es excesiva (unos veinte), la cantidad de combinaciones es muy numerosa (aunque no “infinita”) y es ésta variedad la que constituye el juego concreto de la vida y explica las diferentes funciones que poseen.

¿Cómo se unen los aminoácidos para formar las proteínas? Lo hacen a través de uniones llamadas uniones peptídicas, lo cual los transforma en polipéptidos, otra manera de llamar a las proteínas. Y para demostrar lo “proteico” o cambiante del asunto, también pueden llamarse “peptonas”. Pero no confundirse con la terminología (la confusión en el lenguaje siempre favorece al Poder), en todos los casos hablamos de proteínas cuando utilizamos cualquiera de éstos términos.

Hay una singularidad importante en todo éste asunto: los organismos vivos no suelen estar capacitados para producir (o sintetizar) todos los aminoácidos necesarios, parte importante de los cuales solo puede incorporarse a través de la nutrición. A éstos se los llama “aminoácidos esenciales” y demuestra sin ambigüedad posible que la vida es un fenómeno colectivo con múltiples expresiones individuales y en el que todos dependemos de todos, por si hubiera dudas.

Otro tema importante a los fines del artículo es saber que, cuando a través de un proceso natural o inducido en el laboratorio, se “descompone” la compleja molécula de cualquier proteína a fin de lograr los aminoácidos y uniones polipeptídicas que la constituyen, se llama a este proceso “lisis”, que significa la ruptura de las uniones primitivas de la molécula. Y si éste proceso transcurre en un medio líquido, acuoso, recibe el nombre de Hidrólisis. Entonces, así explicamos el título: Los Hidrolizados, y sabemos que, en éste caso particular, se refiere a las proteínas.

 

¿Qué son y cómo se obtienen los hidrolizados utilizados en medicina?

Es importante remarcar que una peptona o hidrolizado proteico es un sistema complejo de múltiples componentes, que se obtienen de la hidrólisis total o parcial de proteínas vegetales o animales, habitualmente bovinos en el caso de nuestro país.

Son soluciones de peptonas formadas por un complejo de polipéptidos, péptidos, aminoácidos, carbohidratos, sales y oligoelementos. Estos hidrolizados se obtienen de bovinos jóvenes y sanos (no olvidemos que los aminoácidos y demás componentes del cuerpo humano son comunes al resto de las especies animales).

De manera que hidrolizado o peptona es la suma de los componentes que resultan de hidrolizar o partir a las proteínas originarias, provenientes de un tejido animal o vegetal. Lo que importa es comprender que el resultado final serán los aminoácidos, los polipéptidos, los minerales y los oligoelementos originales. Así que, en esta extraña mezcla, tendremos componentes estructurales (aminoácidos y polipéptidos), pero también ingredientes metabólicamente activos (otra vez los polipéptidos, más minerales y oligoelementos).

El procedimiento para obtenerlos no puede ser más natural: por digestión enzimática, tal cual ocurre en nuestro aparato digestivo y con las mismas enzimas (tripsina, pepsina, aminopeptidasa, quimo tripsina, carboxipolipeptidasa, etcétera).

 

¿Producen reacciones de intolerancia, alergias o incompatibilidad?

En absoluto.

De hecho ésta es una diferencia muy importante con la celuloterapia, de la cuál es pariente cercano por tener efectos similares, pero sin correr el riesgo de ocasionar cuadros reactivos potencialmente peligrosos como las temibles reacciones anafilácticas. La explicación de la diferencia es que el sistema inmunológico reacciona contra proteínas completas (celuloterapia), pero no contra sus componentes hábilmente disimulados por la hidrólisis (lisadoterapia).

 

¿Son medicamentos los hidrolizados?

Estrictamente hablando son “suplementos nutricionales”, no son medicamentos desde el punto de vista convencional. Como se trata de sustancias naturales no se pueden patentar, lo cual sí es un grave problema para los laboratorios, que se pierden las increíbles ganancias que proporciona la industria con el cobro de derechos por la patente.

Hay alguna confusión con esta cuestión: una superstición global y lamentablemente difundida en nuestra cultura consiste en “creer” que sólo los medicamentos son capaces de curar. El resto son pequeñeces sin importancia, incluidos los suplementos vitamínicos. O sea: compuestos irrelevantes que funcionan como adornos tipo placebo pero no tienen importancia curativa. ¡Falso de toda falsedad!

Los humildes “suplementos nutricionales” son muy capaces de curar cuando el organismo los necesita de manera imperiosa para restablecer el equilibrio perdido por carencia absoluta o relativa de los nutrientes en cuestión. O para “prevenir” la aparición de enfermedades optimizando el rendimiento del sistema vivo. Y aquí otra difundida mentira disfrazada de “saber médico”: prevenir no es una actitud inocua, presumiblemente inútil y traspasada por la ingenuidad. Prevenir significa alejar la probabilidad de enfermar logrando que un sistema vivo funcione cerca de su límite de eficacia, algo así como “curarse en salud” mejorando su nivel, acrecentando su funcionalidad.

Esta desvalorizada conducta, la prevención, debería ser la actividad sustancial de la medicina, si ésta fuera una actividad cuyo claro objetivo consistiera en evitar la enfermedad a través de mejorar y mantener la salud social e individual. Pero la medicina moderna está a años luz de ése objetivo y, en realidad, no le interesa en absoluto considerando su forma de funcionar en la vida real.

Y, más allá de discutir si los medicamentos químicos de patente curan o no (ya que previamente habrá que ponerse de acuerdo acerca de qué significa “curar”), lo que sí resulta indiscutible es que con esos medicamentos se puede currar. Y se curra groseramente.

 

¿Cómo funcionan los hidrolizados?

La característica más importante de los hidrolizados o peptonas es que se comportan como un nutriente específico de órgano y por lo tanto no producen intolerancia de ninguna naturaleza, no existen sobredosis ni tampoco se conocen efectos secundarios.

Kozac y sus seguidores, afirman que los hidrolizados tendrían dos acciones: una inespecífica y otra específica:

La acción inespecífica se caracteriza por el aporte de elementos vitales. La acción específica de órgano u órgano-especificidad, es debida a que se mantiene la secuencia molecular adecuada para conservar las características de las proteínas propias del órgano que le dio origen, perdiendo, sin embargo, la característica de especie.

La acción específica estaría dada por el contenido en anabolitos exógenos, que actuarían como excitantes protoplasmáticos movilizadores de actividades metabólicas de la célula,  induciendo la reactivación y regeneración de la síntesis de proteínas específicas. Además,  por su contenido en catabolitos, armonizaría y compensaría las funciones celulares, estimulando funciones antitóxicas y aportando elementos plásticos necesarios para la reparación celular.

La actividad principal está centrada en los polipéptidos. Las peptonas no solamente pueden actuar sobre el equilibrio dinámico de los procesos metabólicos de la célula, sino también regenerando y revitalizando los tejidos. Hay bioactivación del metabolismo proteico, sustancialmente en la síntesis de nuevas proteínas citoplasmáticas. Los hidrolizados son fundamentales en aquellos procesos donde hay déficit de la síntesis de proteínas. Sabemos que este proceso está dirigido por el código genético nuclear presente en cada individuo, por lo que ciertas proteínas pueden o no ser sintetizadas.

La función revitalizadora de los lisados estaría dada por:

*      Estabilizar el pH

*      Estabilizar el sistema inmunológico

*      Optimizar la acción de los antioxidantes

*      Desintoxicar

Los autores consideran que las peptonas actúan como agentes funcionales a nivel genético-metabólico.

A pesar de que la lisadoterapia comenzó en los años 30, recién en los 90 empezó a ser reconocida como un modelo teórico avalado por la experiencia.

Existen una gran variedad de lisados: energizantes, vigorizantes, arteriotróficos, regeneradores de cartílago, etcétera. Más adelante habrá una lista, pero ahora intentemos profundizar un poco, que el tema lo merece.

 

Una revolcada en la ciencia

Ya que la cuestión tiene que ver con la intimidad de los tejidos, el subtítulo no parece tan inadecuado. Y la llevaremos a cabo resumiendo un trabajo excelente: “La Lisadoterapia: fundamentos y aplicaciones” del Dr. Gustavo Cointry, Bioquímico de la Universidad Nacional de Rosario e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Argentina). El trabajo está citado sólo en algunas partes, las que considero relevantes para comprender más acabadamente el tema, pero si alguien quiere verlo completo, incluida la extensa bibliografía que cita, pueden hacerlo aquí: 

La lisadoterapia: fundamentos y aplicaciones - Dr. Gustavo Cointry

“Las terapias biológicas o naturales se diferencian de la medicina convencional (también llamada alopática) por recurrir a medios menos agresivos, recopilar conocimientos ancestrales o tradicionales, utilizar elementos de la naturaleza y propender a mantener la salud del individuo como un todo. Partiendo de estos conceptos, y apoyado en sus sólidas convicciones, el Dr. Villar comenzó sus experiencias en la utilización de hidrolizados proteicos con el objeto de “fortalecer el terreno”, es decir: estimular al organismo de manera de que él mismo pudiera defenderse de las agresiones de patógenos externos. Esto fue lo que llevó a cabo en su primer experiencia, a través de la administración de hidrolizado enzimático de músculo estriado bovino a 50 conscriptos que sufrían tuberculosis. El éxito de este primer ensayo, llevó al Dr. Villar y, luego de su muerte a sus hijos Mariano y Alfredo, a profundizar sus trabajos con otros órganos. Así fue como se desarrollaron una gran variedad de lisados, para atender diversos estados patológicos.

Los hidrolizados de proteínas se obtienen a partir de tejidos animales o vegetales, los cuales son sometidos a un proceso de hidrólisis (digestión) enzimática, similar a la desarrollada en el estómago, con la misma enzima (pepsina) y a la mismas condiciones de temperatura y pH. El resultado de este proceso es un líquido rico en aminoácidos, libres y combinados, como péptidos de bajo peso molecular.

Los fundamentos que avalan esta terapia son los siguientes:

1.    Administración de aminoácidos esenciales

2.    Administración de péptidos con actividad biológica

3.    Generación del efecto de tolerancia oral por administración de antígenos homólogos en enfermedades autoinmunes. (No se expone en este resumen, puede verse en el original)

1) Administración de aminoácidos esenciales

Es suficientemente difundida la necesidad de ingestión de aminoácidos naturales en determinadas cantidades,  para el correcto funcionamiento del organismo. Si no se asegura esa cantidad a través de la alimentación, deben administrarse suplementos dietarios que contengan esos aminoácidos en cantidades suficientes para cumplir con esos requisitos.

2) Administración de péptidos con actividad biológica

La presencia de péptidos pequeños con actividad biológica le da a los lisados sus características más apreciables: la capacidad de estimular la síntesis y replicación celular, actuando específicamente sobre determinados órganos.  Actualmente se conocen cientos de péptidos pequeños con actividad biológica (hasta 15 kDa) que resultan importantes en la regulación del funcionamiento celular y orgánico.

Al ingerir por vía oral un lisado, los péptidos grandes y proteínas son atacados por enzimas, entre ellas tripsina, quimo tripsina, provenientes del páncreas, que los degradan a péptidos de pequeño tamaño y aminoácidos libres. Cabe acotar que la pepsina estomacal no los afecta, porque han sido obtenidos por hidrólisis con esa misma enzima. Un porcentaje de péptidos pequeños, algunos de ellos biológicamente activos, pueden ser absorbidos en el lumen intestinal, a través de dos vías alternativas (Figura 1).

 

 

La vía transcelular, a través de la cual los péptidos son transportados mediante células epiteliales y transferidos a la circulación sistémica. Esto puede ocurrir como resultado de transporte activo, pasivo o invaginaciones de la membrana. En el interior celular las endo y exo-peptidasas degradan estos péptidos hasta di o tri péptidos y aminoácidos libres. Los péptidos que más frecuentemente se absorben son los hidrofóbicos y los de mayor peso molecular.

 


            La vía paracelular comprende el transporte de sustancias a través de las uniones estrechas (tight junction) y subsecuentemente del espacio intersticial. Se considera que es una ruta que transporta fundamentalmente péptidos hidrofílicos, y está restringida a péptidos hidrofílicos y de bajo peso molecular. Los péptidos transportados a través de esta ruta no resultan afectados por enzimas. 

           Si bien en ambos casos, la posibilidad de absorción de péptidos bioactivos es relativamente baja, la vía transcelular tiene mayor chance de ser responsable de la absorción intestinal de péptidos bioactivos  y de su paso al torrente circulatorio. Para incrementar la absorción de estos péptidos es importante su modo de administración. La experiencia nos ha demostrado que los efectos de los productos son óptimos cuando se ingieren con un poco de agua (no demasiada) y entre 10 y 20 minutos antes del desayuno. De esta  manera, la absorción intestinal es superior a otros momentos del día, lo que permite que los péptidos suministrados sean absorbidos en mayor porcentaje.

 

         Luego de la absorción de estos péptidos (llamados también factores de crecimiento), se distribuyen en los vasos sanguíneos y, antes de que sean captados en el hígado para su degradación, se unen a receptores celulares específicos en el órgano blanco. Allí desencadenan una respuesta secundaria (fosforilación de proteinas, segundos mensajeros) que inducen la replicación del DNA, pasando de la fase S (reposo) a la fase G2 (duplicación) del ciclo celular (Figura 2 y 3). Esto permite que las células del órgano se reproduzcan y, de ésta manera, optimizan la función orgánica, o, en caso de lesión, su recuperación. 

 

 

 

            Se ha demostrado que estos péptidos intervienen en la auto-regeneración de órganos en condiciones normales. El mecanismo involucrado es el siguiente: 1) El órgano es agredido por anoxia, tóxicos, agentes patógenos, etc., 2) Se produce la muerte y lisis de algunas células, 3) Se liberan en el medio péptidos parácrinos o autocrinos,  4) Esos factores se unen a receptores específicos en el mismo órgano, 5) Se produce el estímulo de la duplicación celular, según describimos anteriormente y 6) Se regenera el órgano y recupera su función.

Los factores autocrinos son los que segrega una célula y son reconocidos específicamente por otra célula del mismo tipo (Figura 4). Los factores paracrinos son los segregados por una célula y que son reconocidos específicamente por otro tipo celular. Toda esta secuencia de eventos no siempre es suficiente para la recuperación total del órgano. Sin embargo, este mecanismo puede inducirse a través de la ingestión oral de lisados, proveyendo péptidos biológicamente activos al torrente circulatorio.

 


  

           También algunos péptidos pequeños (tripéptidos) tienen propiedades de inhibidores de la angiotensina-convertasa (ACE), que es una hormona que interviene en la regulación de la presión sanguínea. Estos péptidos fueron descubiertos en vasos porcinos e inhiben la secreción de esta hormona.

Forma de uso de los lisados

La administración de los lisados debe hacerse por vía oral, aproximadamente 10-20 minutos antes del desayuno, para su mejor absorción. La dosis recomendada es de 5 a 10 mililitros de cada uno, y pueden combinarse los lisados de acuerdo al criterio médico. No se han reportado efectos colaterales ni secundarios de ninguna especie a las dosis recomendadas. Se pueden combinar con cualquier otra terapia, natural o alopática.

Conclusiones

De todo lo expuesto previamente se desprende que la lisado-terapia es una terapéutica no agresiva y con sólidos fundamentos científicos. Además, es natural desde tres aspectos:

1Se obtienen a partir de materias primas naturales (proteínas vegetales y animales)

2El proceso de elaboración es completamente natural (hidrólisis enzimática similar a la digestiva)

3Los efectos desencadenados en el individuo son completamente naturales (nutrición, estímulo natural y selectivo de los órganos, regulación inmunológica)

Todo esto hace de la lisado-terapia una terapéutica muy atractiva para el tratamiento y la prevención de una gran variedad de patologías, pudiendo usarse con amplitud, debido a su inocuidad y posibilidad de combinación con otras terapias.”

 

Comentarios sobre el resumen de “La Lisadoterapia: fundamentos y aplicaciones”

Agradecido al Dr. Cointry por su aporte a la causa.

En el texto se menciona al precursor de la utilización de los hidrolizados en Argentina: el doctor Carlos Villar, que comienza sus elaboraciones y experimentos en el año 1900. Luego de su muerte lo suceden en la tarea sus hijos Mariano y Alfredo. Es éste último quien, en 1950, instala en Rosario su "Instituto de Lisadoterapia Argentina Dr. Carlos L. Villar". Justamente el Dr. Cointry es el director técnico del laboratorio, que ahora se llama distinto pero no importa. Aunque si nos interesa que sus productos sean de buena calidad (y lo son). Hay otras empresas que también elaboran hidrolizados. Por ejemplo: los laboratorios Linfar (Dres. de la Vega). También son gente muy seria y sus productos igualmente recomendables.

Espero que, más allá de la terminología técnica utilizada en el trabajo expuesto, las cosas hayan quedado claras en cuanto al procedimiento que se pone en marcha para obtener hidrolizados. Y las razones por las cuáles pueden ser muy importantes en el tratamiento de las enfermedades. Pero también en la imprescindible tarea de mejoramiento de la salud a través del “refuerzo” de órganos que entran en una etapa crítica.

En cuanto al concreto aporte que logran, es importante retener sus ventajas:

1.      Aportan aminoácidos originales de tejidos homólogos, lo cuál tiene que ver con la estructura del órgano en cuestión.

2.      Aportan moléculas dinamizadoras del metabolismo, también originales y específicas del órgano de procedencia (Péptidos pequeños, pero también sus vitaminas y oligoelementos).

3.      Se dirigen directamente al órgano específico, por tropismo o tendencia natural.

  

Generalidades

PRODUCTOS: Suplementos dietarios a base de hidrolizado parcial de proteínas naturales de administración oral.

CAMPO DE APLICACIÓN: Preventivo-curativo en una gran variedad de cuadros patológicos .

MECANISMOS TERAPEUTICOS: a) los efectos nutritivos provenientes de la presencia de aminoácidos esenciales, en un medio ideal para su absorción, b) los efectos tróficos de los pequeños péptidos presentes y c) los efectos sobre las enfermedades autoinmunes, provocados por la presencia de proteínas hidrolizadas con capacidad auto-antigénica que producen el efecto de tolerancia oral, que suprimen o atenúan a dichas enfermedades.

 

Ejemplos de distintas patologías y los hidrolizados correspondientes

Hay preparaciones de órganos o tejidos individuales, pero también existen los compuestos, que integran a varios de ellos.

A continuación, una tabla con las posibilidades terapéuticas según Laboratorios Villar,  de acuerdo a problemas específicos:

 

Patologías

  • Alergias

  • Anemias

  • Anemias-Leucemias

  • Arteriales

  • Articulares

  • Artritis Reumatoidea

  • Artritis-Artrosis

  • Astenias-Debilidad

  • Bronquiales

  • Cardíacas

  • Carenciales

  • Cataratas

  • Circulatorias

  • Dérmicas

  • Diabetes

  • Dolores Articulares

  • Esfínter Senil

  • Gástricas

  • Gastritis-Ulceras Gástricas

  • Ginecológicas

  • Gota

  • Hematológica

  • Hemolíticas

  • Hepáticas

  • Hipercolesterolemias

  • Hipofisarias

  • Hipotensión Arterial

  • Impotencia

  • Inmunes

  • Inmunodeficiencias

  • Mamarias

  • Masculinas

  • Menopausia

  • Neurológicas

  • Neurovegetativas

  • Preventivo Deportistas

  • Preventivo Dérmico

  • Preventivo Femenino

  • Preventivo Masculino

  • Prostáticas

  • Renales

  • Respiratorias

  • Reumáticas

  • SIDA

  • Tiroideas

  • Varicosas

  • Visuales

 

Algunas combinaciones en particular

Dentro de esta variada gama de posibilidades, quiero resaltar algunas combinaciones de particular interés que resultan de gran utilidad en situaciones de desgaste funcional y apoyo a los órganos críticos.

El primero es el Hidrolizado Bioestimulante General (Serie 9, según Villar), y funciona como energizante y estimulante fisiológico.

Incrementa las defensas orgánicas y vigoriza equilibradamente la acción de los sistemas orgánicos fundamentales.

Se trata de un complejo de hidrolizados de la totalidad de los órganos y tejidos constitutivos del nonato vacuno, lo que asegura una gran riqueza de péptidos de diferentes tamaños, que con roles de factores de crecimiento y de mediadores celulares actúan sobre todo el sistema en su conjunto.

Además, contiene una significativa cantidad de aminoácidos naturales (esenciales y no esenciales) que aseguran reconstitución y vigorización de los tejidos, glándulas y órganos fundamentales.

Proviene de tejidos de nonatos vacunos durante las primeras diez semanas de gestación.

Los otros dos hidrolizados ya son específicos por género: femenino y masculino.

En ambos casos, el objetivo es fortalecer organismos que suelen entrar en procesos de desgaste acelerado luego de los cuarenta años y, por lo tanto, en zona de riesgo.

Paralelamente, comienza en ésta etapa de la vida un proceso catabólico que, con el correr de los años, lleva a un decaimiento general.

La ingesta de estas dos conjunciones de hidrolizados significa el aporte de aminoácidos y factores peptídicos y poli-peptídicos que estimulan la regeneración de los órganos afectados y les permite recuperar sus funciones.

En otras palabras: hacen que cada célula alterada readquiera su natural armonía estructural y que cada órgano afectado recobre su potencialidad y, consecuentemente, su correcto rol en la economía vital de todo el organismo. Tan importante aporte significa así, no solo sustancial disminución de los riesgos de enfermedad sino además, y más tangiblemente, inmediato mejoramiento de los signos vitales, tales como mayor capacidad dinámica, mejor visión y memoria, vida sexual más plena y mejor disposición anímica.

En el fortificante y preventivo femenino (Siragal-F, según Villar), los lisados seleccionados son: Timo, Glóbulos Rojos, Médula Ósea, Cerebro, Músculo, Placenta, Riñón, Glándula Mamaria y Ovario.

Mientras que en el fortificante y preventivo masculino se encuentran: Riñón, Músculo, Cerebro, Testículo, Próstata, Vejiga, Timo, Glóbulos Rojos y Miocardio. Esta combinación es casi idéntica al Siragal-M de Villar, sólo que le agregué Cerebro, considerando que su omisión en la fórmula huele a puro y equivocado machismo. O al menos, para no exagerar, a que se olvidaron de incluirlo, como si a nosotros no nos hiciera falta. 

 

Casi estamos terminando

Espero que el artículo les resulte claro acerca de la importancia de estos compuestos. Y también que hayan logrado sobrevivir a la explicación que utiliza terminología técnica. En todo caso me pareció importante incluirla para darle mayor profundidad y fundamento al tema. Y también, por que creo que no hay que tenerle miedo al ropaje académico y es necesario evadir la comodidad de pretender que todos los textos sean pre-digeridos.

Para ser concretos y prácticos en la exposición se eluden, o sólo se mencionan, algunos temas importantes. Por ejemplo: el parentesco de los hidrolizados con la céluloterapia, otra historia apasionante. Pero hay una aclaración que explica ésta elección personal: por su técnica de elaboración, los hidrolizados nunca podrían desencadenar fenómenos de rechazo por incompatibilidad y en cambio, la inyección de células vivas, sí.

De igual modo, están claramente expuestos los efectos benéficos de éstos compuestos. Especialmente la nutrición celular de máxima calidad, lo cual implica reactivación de los órganos que la reciben y, por lo tanto, mejoría orgánica y funcional.

 

¿Qué podemos esperar al empezar a utilizarlos? ¿Cuánto tiempo y cómo?

El hecho de suministrar “ladrillos” (aminoácidos), “metabolizadores” (péptidos pequeños) y “catalizadores” (vitaminas y oligoelementos) implica un importante y profundo apoyo a los órganos específicos y al sistema en su conjunto. Pero, por las características y modalidad de la ayuda, no es razonable esperar una respuesta tan rápida como de horas o pocos días. Se sabe que el efecto comienza a notarse luego del primer o segundo mes a partir del comienzo de su administración. Un tiempo sumamente razonable cuando se habla de procesos naturales y de efectos profundos. En cuánto al tiempo total de uso, depende exclusivamente de cada caso y de los objetivos del tratamiento.

También es importante advertir que su correcta indicación abarca el campo de muchísimas patologías, tal cual figura en la tabla, pero también el de la llamada “prevención”, ésa palabreja que transmite un concepto fácil de entender pero que es biológicamente discutible y origina variedad de malos entendidos.

Y para ponernos de acuerdo con el lenguaje y ser claros: la única manera de prevenir es estar lo mejor posible. Y exactamente a ése objetivo, noble como pocos, apunta la utilización de los hidrolizados.

 

 

 Dr. Carlos Inza
Buenos Aires, julio del 2012

a Inicio 

 

 

 

 



Medicina energética

Inicio / Presentación / Esta medicina / Revitalización al natural / Investigaciones / Historias / Programa Azul / Viaje / Desintoxicación / Diccionario / Cerebros / Para qué sirve / Sociedad / Mapa / Concierto / Funciones / Estadística / Mediciones / Revitalización / Glosario / Articulos / Enlaces / Morir como chanchos / Chicos / Plantas / Acupuntura-Orgón / English / Deutsch / Talleres / Viagra, Hierbas chinas / El experimento de Alcoy / Limpieza Hepato-Biliar / Programa de Desintoxicación / La Gripe / El Invierno / Los Hidrolizados / Los acumuladores de energía orgón / El Dor-Buster / La Primavera / Cielito Lindo I / Acupuntura Estética / La revolución Reich / La medicina catastrófica / Los bebés orgónicos / Orgón y Dor / La Clonación de Idiotas  / Revitalización y Envejecimiento / Talleres 2015

Dr. Carlos Inza / Salguero 1807 - 11A / CP 1425 Buenos Aires - Argentina / Tel-fax: (011) 4822-5946  
           acupuntura.orgon@gmail.com
                 acupuntura_orgon@yahoo.com.ar