acupuntura-orgon.com.ar
medicina energética

 

Inicio

English 

Deutsch

Presentación 

Esta medicina 

Revi al natural

Investigaciones

Historias 

Programa Azul 

Viaje 

Desintoxicación

Diccionario 

Cerebros  

Para qué sirve

Sociedad

Mapa

Concierto

Funciones

Estadística

Mediciones

Revitalización

Glosario

Enlaces

Plantas

Articulos

Chicos

Acu-Orgón

Gripe porcina

Viagra, Hierbas Chinas

Experimento de Alcoy

Limpieza Hepato-Biliar

Programa de Desintoxicación

La gripe

El Invierno

Los Hidrolizados

Los acumuladores de energía orgón

El Dor-Buster

La Primavera

Cielito Lindo I

Acupuntura estética

La revolución Reich

Talleres

La medicina catastrófica

Los bebés orgónicos

Orgón y Dor 

La Clonación de Idiotas

Revitalización y Envejecimiento

Talleres 2015 

 







 

 



Energía, carácter y sociedad

1. Introducción

“Esta paradoja (la deshumanización de la humanidad), cuyas últimas y más trágicas consecuencias padecemos en la actualidad, fue el resultado de dos fuerzas dinámicas y amorales: el dinero y la razón. Con ellas, el hombre conquista el poder secular. Pero -y ahí está la raíz de la paradoja- esa conquista se hace mediante la abstracción: desde el lingote de oro hasta el clearing, desde la palanca hasta el logaritmo, la historia del creciente dominio del hombre sobre el universo ha sido también la historia de las sucesivas abstracciones. El capitalismo moderno y la ciencia positiva son las dos caras de una misma realidad desposeída de atributos concretos, de una abstracta fantasmagoría de la que también forma parte el hombre, pero ya no el hombre concreto e individual sino el hombre-masa, ese extraño ser con aspecto todavía humano, con ojos y llanto, voz y emociones, pero en verdad engranaje de una gigantesca maquinaria anónima. Éste es el destino contradictorio de aquel semidiós renacentista que reivindicó su individualidad, que orgullosamente se levantó contra Dios, proclamando su voluntad de dominio y transformación de las cosas. Ignoraba que también él llegaría a transformarse en cosa.

                  Ernesto Sábato 
                Hombres y Engranajes, 1951

 

Tradicionalmente, el campo de la salud pública es el espacio de las políticas sanitarias. Estas políticas se entienden como una especie de tratamiento,  luego de un diagnóstico adecuado que requiere una fase de estudio epidemiológico. Este modelo es una extensión a la sociedad de la metodología utilizada para tratar los casos individuales, y se utiliza mayormente para la prevención de las enfermedades “transmisibles” (por lo general las infecciosas) y también como forma de mejorar las condiciones medioambientales (higiene ambiental) cuya inadecuación facilita la emergencia o propagación de una gran cantidad de enfermedades.

Estas condiciones se refieren a la calidad del aire, el agua de consumo y el manejo de las excretas (aguas servidas y basura). Está fuera de discusión la importancia de estos asuntos, así como el control de la composición y el estado de los alimentos de consumo habitual. En este sentido, los ministerios de salud de casi todos los países actúan como policía, responsabilizándose ante la sociedad por las anomalías y transgresiones que puedan cometerse. La necesidad de quedar bien (sin culpa) respecto de las formas también ha incorporado a la enunciación de objetivos de la tarea sanitaria la de promoción de la salud, algo que suena muy bien pero se encuentra vacío de sentido: nadie sabe qué significa, salvo para el caso de la actividad física y los deportes. 

 

Pero el poder de policía de las instituciones sanitarias no se refiere únicamente a controlar algunas características de la higiene ambiental (siempre que estos emprendimientos no se opongan al interés de los poderosos) : también se arrogan derechos para decidir cuál sistema médico es correcto y cuál no lo es, de acuerdo a fundamentos que no resisten la definición de científicos u objetivos, al tiempo que aprueban o no la posible eficacia y la calidad de los medicamentos. Una crítica profunda a esta visión de las necesidades sanitarias de la sociedad llevaría mucho más que un libro y no es el objetivo de este capítulo. Pero es imposible saltear el problema como si no existiera, y continuar, transformando al libro entero en una especie de manual para ser feliz en algunos capítulos y no sé cuántas páginas.  Lamentablemente las cosas no son tan fáciles. Ya hemos visto que cualquier proyecto que integre la hipótesis de la salud perfecta es nada más que otra mentira, pero hay que agregar esta impostura: la de suponer que es posible la “salvación individual”. 

También hemos visto que es una tarea imposible comprender al hombre y sus enfermedades partiéndolo en pedazos: órganos y sistemas “independientes”, división entre cuerpo y emociones, enfrentamiento entre hombre y naturaleza, “extrañamiento” entre hombre y universo. Y hay un tema íntimamente vinculado a la vida del hombre en sus aspectos centrales que no hemos desarrollado aún, pero que también cae en la maniobra esquizofrenizante: la sociedad humana y su sistema de valores y creencias, la ideología.



al 2. La vida es en sociedad
a Sociedad
a Inicio

 

horizontal rule


Medicina energética

Inicio / Presentación / Esta medicina / Revitalización al natural / Investigaciones / Historias / Programa Azul / Viaje / Desintoxicación / Diccionario / Cerebros / Para qué sirve / Sociedad / Mapa / Concierto / Funciones / Estadística / Mediciones / Revitalización / Glosario / Articulos / Enlaces / Morir como chanchos / Chicos / Plantas / Acupuntura-Orgón / English / Deutsch / Talleres / Viagra, Hierbas chinas / El experimento de Alcoy / Limpieza Hepato-Biliar / Programa de Desintoxicación / La Gripe / El Invierno / Los Hidrolizados / Los acumuladores de energía orgón / El Dor-Buster / La Primavera / Cielito Lindo I / Acupuntura Estética / La revolución Reich / La medicina catastrófica / Los bebés orgónicos / Orgón y Dor / La Clonación de Idiotas  / Revitalización y Envejecimiento / Talleres 2015

Dr. Carlos Inza / Salguero 1807 - 11A / CP 1425 Buenos Aires - Argentina / Tel-fax: (011) 4822-5946  
           acupuntura.orgon@gmail.com
                 acupuntura_orgon@yahoo.com.ar