acupuntura-orgon.com.ar
medicina energética

 

Inicio

English 

Deutsch

Presentación 

Esta medicina 

Revi al natural

Investigaciones

Historias 

Programa Azul 

Viaje 

Desintoxicación

Diccionario 

Cerebros  

Para qué sirve

Sociedad

Mapa

Concierto

Funciones

Estadística

Mediciones

Revitalización

Glosario

Enlaces

Plantas

Articulos

Chicos

Acu-Orgón

Gripe porcina

Viagra, Hierbas Chinas

Experimento de Alcoy

Limpieza Hepato-Biliar

Programa de Desintoxicación

La gripe

El Invierno

Los Hidrolizados

Los acumuladores de energía orgón

El Dor-Buster

La Primavera

Cielito Lindo I

Acupuntura estética

La revolución Reich

Talleres

La medicina catastrófica

Los bebés orgónicos

Orgón y Dor 

La Clonación de Idiotas

Revitalización y Envejecimiento

Talleres 2015 

 







 

 



Cuaderno de Navegación

8. Acerca de la nutrición y la actividad física

El mundito y la historia de la medicina son generosos en modas pasajeras y gualichos de variado linaje para conjurar los demonios del miedo a la enfermedad. 

Pero hay algunos que valen la pena si es que se resiste la tentación de transformarlos, paradójicamente, en otro capítulo de la patología humana

Es el caso de tres actividades básicas de la vida como el Movimiento, la Alimentación y la Respiración. No es tan curioso que sus iniciales formen la palabra MAR, porque así es desde el punto de vista del mantenimiento de la vida pero también desde su origen: la vida procede del mar. Tanto que lo llevamos adentro, ya que la composición hidrosalina de la sangre es casi idéntica a la del mar antiguo y la gran aventura de los anfibios, proseguida más tarde por los mamíferos como nosotros, sólo tuvo éxito cuando lograron mantener en el interior de su organismo las condiciones originales que permitieron  el surgimiento, mantenimiento y desarrollo de la vida. 

Así es que la idea de una navegación se encuentra sólidamente unida al devenir de este tratamiento: es un viaje de exploración al interior del organismo, una interrogación acerca de nuestra propia energía y su relación con la materia y por último una puesta a punto para volver a zarpar, renovado, a los mares del mundo y de la vida.

Al igual que con el resto del tratamiento vale la pena considerar este último MAR del cual se está hablando desde el punto de vista del metabolismo de la energía y preguntarse acerca de las tres fases esenciales de su devenir: incorporación /nutrición, transformación/distribución y descarga/expresión.

 

El capítulo de la nutrición es mucho más vasto que el de los alimentos que se consumen, ya que los humanos nos nutrimos de muchas otras cosas además de líquidos, vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y lípidos. También nos alimentamos con miradas, mensajes, afectos de variada índole, música, noticias o informaciones, olores y sensaciones táctiles. Somos un cuerpo/alma ávido de mundo y disponemos de una sensorialidad riquísima que sólo logran adormecer los dueños de la tierra con sus instituciones, su "educación" y la maldita costumbre de reprimir toda manifestación verdaderamente vital.

La adecuada transformación/distribución de lo que incorporamos es lo que realmente nos nutre y llega hasta la última de las células del "cuerpo", hasta el más recóndito de los rincones del "espíritu".

Y por último la función de descarga/expresión se refiere a lo que sale de nosotros, a la manifestación. Sudor y lágrimas, poesías y sinfonías, materia fecal y orina, creación y destrucción, gestos y movimientos, trabajos y proyectos concretados. Y tal vez la síntesis perfecta de la capacidad de expresarnos se encuentre en la amorosa sexualidad de una pareja: sensaciones y humores, miradas y sonrisas, piel y palabras, ternura y entrega explotan en ese fantástico viaje donde la realidad vuela a nivel de los sueños y se transforma en un pequeño milagro capaz de crear otras vidas.

No es posible desvincular estas fundamentales funciones bioenergéticas del contexto de un tratamiento que intente producir cambios importantes en la vida del navegante.

 

Por eso se intenta una orientación en estos aspectos a través de un programa de desintoxicación llamado La Escoba Metereta, y posteriormente de información básica ligada a la nutrición y al movimiento. No es compatible el consumo reiterado de infinidad de toxinas y la existencia sedentaria con altos niveles de salud.

No se puede transformar el organismo en una sucursal de MANLIBA y al mismo tiempo pretender la utopía de "estar sano". Es indispensable mejorar el ambiente biológico para que este tratamiento (o cualquier otro) sea verdaderamente eficaz.

Es sumamente importante aprender a alimentarse para lograr estar bien nutridos. Es fundamental la actividad física para que la energía se distribuya con equilibrio y la expresión sea limpia y ligera.

Es tal la importancia de estos temas, que ahora pueden notarse cambios saludables en la cultura de nuestros días relacionados con la satisfacción de estas necesidades básicas, pero también cierta tendencia al fanatismo y desarrollo de nuevas sectas de adoradores de la salud. La rigidez en estos asuntos es francamente otra enfermedad. El objetivo es más libertad y esto no es posible cambiando la cantidad o la calidad de las cadenas. 

No es posible vivir con el simple y anodino objetivo de la "desintoxicación", pero las sectas neuro-gastronómicas y los gimnasios para la pura pinta se extienden con prisa y sin pausa. A veces es importante producir un cambio drástico, detener el vértigo enloquecedor, irse para adentro, respirar y alimentarse con sencillez . Éste es el objetivo de La Escoba Metereta, pero de ninguna manera se constituye en una propuesta para la vida entera.

 

¿ Y qué viene después, entonces ?

Lo mismo que en el resto de la vida: avances y retrocesos, adquisiciones y pérdidas, comienzos, terminaciones y nuevos comienzos. Es estéril intentar parar el flujo de la vida si es que lo único que realmente permanece es el cambio. Pero la tendencia de los fenómenos resulta decisiva: no es lo mismo vivir abrumado por una colección de síntomas que existir sin ellos, no es igual sobrevivir que vivir, crecer no es equiparable a involucionar.

Cada uno de nosotros va encontrando su estilo de existencia y por lo tanto diseñando sus costumbres, pero sólo en la medida en que puede elegir y percibir con más claridad. Es la pura investigación con uno mismo en cualquiera de estos aspectos de la vida (por ejemplo: la nutrición, el movimiento y la respiración) lo que irá diseñando un perfil. Y por si no lo expresara con claridad durante nuestra relación debo ser claro en este instante: es necesario que no se sientan presos de otra esclavitud cuando intenten mejorar su calidad de vida. 

Prueben y quédense no sólo con lo que les haga bien, sino también con lo que les guste o produzca placer.
Lo demás, la pura exigencia no dura demasiado: basta que no se sientan "vigilados" para abandonarla. Además es un rol que me molesta: no nací para ser policía. Pero prueben, intenten alimentarse mejor, respirar profundo, moverse con libertad.

Si no lo prueban nunca sabrán si les conviene o no.

Y especialmente sientan absoluta libertad para hacerlo: traten de encontrar cierto equilibrio muy personal entre la toxicidad gustosa que no les impida vivir con plenitud y los esfuerzos por mejorar y "sanar". Si necesitaran ayuda para que el MAR no sea sólo una metáfora, existe un instrumento para lograrlo: es el Programa Azul.


al último capítulo: 9. Puerto a la vista
al Cuaderno de Navegación
a Inicio

 

horizontal rule


Medicina energética

Inicio / Presentación / Esta medicina / Revitalización al natural / Investigaciones / Historias / Programa Azul / Viaje / Desintoxicación / Diccionario / Cerebros / Para qué sirve / Sociedad / Mapa / Concierto / Funciones / Estadística / Mediciones / Revitalización / Glosario / Articulos / Enlaces / Morir como chanchos / Chicos / Plantas / Acupuntura-Orgón / English / Deutsch / Talleres / Viagra, Hierbas chinas / El experimento de Alcoy / Limpieza Hepato-Biliar / Programa de Desintoxicación / La Gripe / El Invierno / Los Hidrolizados / Los acumuladores de energía orgón / El Dor-Buster / La Primavera / Cielito Lindo I / Acupuntura Estética / La revolución Reich / La medicina catastrófica / Los bebés orgónicos / Orgón y Dor / La Clonación de Idiotas  / Revitalización y Envejecimiento / Talleres 2015

Dr. Carlos Inza / Salguero 1807 - 11A / CP 1425 Buenos Aires - Argentina / Tel-fax: (011) 4822-5946  
           acupuntura.orgon@gmail.com
                 acupuntura_orgon@yahoo.com.ar